3 comentarios sobre “Al fin”

  1. Es uno de los síntomas del olvido: cuando ya no eres capaz de decir si la persona que está delante es o no es la persona que querías olvidar.

    Es un síntoma muy agradable, aunque sea un poco raro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *