En la vida, estamos solos

Recuerdo que mi profesor de literatura del instituto nos contó una vez que la soledad sería algo que nos acompañaría toda la vida. Cada persona es un universo, y ni cien vidas podrían darte tiempo para explorar completamente a esa persona. ¿Quién podría curar entonces tu soledad? Cuando dos amantes se abrazan fuertemente, cuando hasta sus cuerpos están impidiendo que se unan, incluso ese momento, es sólo una ilusión. En verdad sigues estando a años luz de esa persona.

Podíamos tener amigos, nos dijo, podíamos tener amantes, pareja, pero nunca podríamos llegar realmente a dejar de estar solos. Hollywood nos presentaría el momento cumbre en una relación de pareja como el instante en el que ambos alcanzan el orgasmo. Falso, nos negaba con una sonrisa, incluso cuando estás en un momento tan íntimo, lo único que ocupa tu cabeza en ese momento es tu propio placer. Es una terrible realidad, nos corroboraba, algo que probablemente ahora no me creáis, pero que ya comprobaréis.

Por aquel entonces yo era una adolescente romántica con muchas ilusiones y simplemente creía que era un hombre que no había tenido suerte en su vida. Pero conforme van pasando los años me voy dando cuenta de toda la verdad que encerraban sus palabras. Tenía que haber cogido apuntes en clase, nunca se sabe qué espera detrás de la esquina.

4 comentarios sobre “En la vida, estamos solos”

  1. Es como lo que dice abuela muerte: “todas las criaturas de este mundo mueren solas”.

    Yo prefiero pensar que no es así. ¿La ilusión de la ilusión es como la negación de la negación = afirmación?

  2. No es una terrible verdad, solo es una verdad… lo terrible podrá ser el como te lo tomes, o quizás lo maravilloso… la soledad tiene un cariz negativo para la gente, pero tan mala tan mala no será… “amos”, digo yo… que aquí, ni tu, ni tu profesor, ni nadie sabe mucho más que dar su opinión sobre algo así… y solo nos queda aprender cada día un poco más.

    Además, bastante difícil resulta ya conocerse a uno mismo perfectamente, como para conocer al resto de personas igual de bien… Y no creo que se trate de conocer a las personas de maravilla, sino saber que puedes confiar en ellas… eso, poco a poco, hace desaparecer la soledad.

    Mi opinión: no te quedes sola, pero no dejes de aprovechar la soledad.

  3. ¡Hola guapa! No sé si te acuerdas de mí, solía escribir como Nimue y como Níobe, ahora tengo un blog nuevo, pásate si quieres. Tengo ganas de ponerme al día con tus post 😉
    Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.