Regreso

¡Has vuelto!

-He vuelto.

-Te he echado tanto de menos, he soñado tantas veces con este momento… No podía soportarlo más.

-Te lo advertí. Pero no quisiste escucharme.

-¿Y yo cómo iba a saberlo? No podía saberlo.

-Debiste confiar en mí.

-Eso no importa ahora. Ahora nada importa. Ahora haré todo lo que me pidas.

-Debo advertirte que esta es sólo una visita.

-¿Sólo una visita?

-No puedo quedarme contigo ahora que sabes la verdad. Sólo puedo visitarte en sueños, cuando tu consciencia está confundida.

-¿En sueños?

-¿Qué es esto sino un sueño?

-Te necesito. Nunca te he necesitado más que ahora.

-Lo siento, Dél, pero no he vuelto para quedarme. En cuanto despiertes me habré ido. Y esta vez para siempre.

-No puedes hacerme esto.

-No gastes en reproches las últimas horas que nos quedan. Es una noche regalada.

-Al…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *