Nunca ocurrió

-¿Qué haces aquí?

Respira con dificultad y tiene la camiseta empapada de sudor, como si acabara de correr.

-¿Qué pasa? ¿No puedo estar aquí? ¿Tú puedes colarte en mis sueños y yo no en los tuyos?

-No lo entiendes. Tú no deberías estar aquí. Esto no ha pasado.

-¿Qué es lo que no ha pasado?

-Tienes que perdonarme, pero las cosas ahora son así. Tú y yo ya tuvimos nuestra oportunidad. Tuvimos nuestra historia y salió mal. Fue muy bonita y me arrepiento de muchas de las cosas que hice. Cometimos errores, los dos. Por eso volví atrás, para intentar arreglarlo, empezar todo otra vez desde el principio y hacerlo bien.

Reviví de nuevo toda mi vida, cuidando cada detalle, mejorando sin llegar a cambiar para no estropear el hilo de la historia y poder encontrarnos allí donde nos conocimos. Me preparé durante años, pensando en todas las cosas que iban a suceder y cómo iba a desenvolverse todo. Iba a ser perfecto.

Pero por el camino me enamoré. Son cosas que pasan, son muchos años esperando y me pilló desprevenido. Me olvidé de nuestro primer encuentro. No acudí a nuestra cita, no te conocí en aquel instante, nuestra historia nunca se llegó a desarrollar. Es mejor así, porque ya estropeamos nuestra oportunidad en aquel otro tiempo y ahora las cosas son mucho mejores. No nos engañemos, si lo hubieramos intentado, hubiera vuelto a salir mal. Tú eres feliz, yo soy feliz. Las cosas están mejor así como están.

Sin embargo, ¿qué hago ahora con todos estos recuerdos que nunca sucedieron? A veces te miro y pienso en lo que nunca llegó a ocurrir, en todo lo que podría pero no llegó a suceder. Que ahora las cosas son así, de esta manera, diferentes. Y tú no deberías estar aquí.

-El efecto mariposa.

-Estamos tomando continuamente decisiones. No importa si son malas o buenas, lo que importa es que son nuestras decisiones. Y si las hemos tomado, es porque así lo hemos querido.

-Entonces, ¿por qué te molesta tanto que esté aquí?

-Porque no te invité.

Se desvanece. ¿O quizás nunca estuvo aquí? El caso es que vuelve a estar solo. Tira del velo y aparece otro sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.