A veces me canso de ser fuerte

A veces me canso de ser fuerte. De ser a quien todos miran cuando hay un problema. De ser el hombro en el que lloran los demás, el que siempre encuentra la solución al problema. Me canso de tener que soportar todo este peso sobre mis hombros, de no poder descansar, de saber que si yo me derrumbo, todo lo demás acabará por caer.

Sé que yo me lo he buscado, que esta confianza y esta responsabilidad la he ido labrando con mis propias manos, sabiendo a dónde me encaminaba. Lo que nunca pude adivinar en aquel entonces era lo cansado que podría llegar a ser. No puedo dejarlo de un día para otro. No puedo decir basta y soltar el peso que llevo encima. Necesitaría que alguien ocupase mi lugar. Pero, ¿cómo podría encargarle a nadie, sabiendo lo que es y lo que significa, que cargue con toda esta responsabilidad? ¿Cómo podría hacerlo?

En parte por eso es por lo que he acabado aquí. No podría dejar a nadie al cargo, no hubiera sido justo. Aunque, ¿era justo para mí? ¿Acaso era justo que yo tuviera que sacrificarme de esta forma? ¿Por qué nadie viene a ayudarme? ¿Por qué nadie se ofrece a sostener la carga por un tiempo, mientras mis hombros descansan? ¿Por qué nadie entiende que yo también necesito un hombro sobre el que llorar, unos ojos a los que mirar buscando una solución? ¿Por qué todos dan por hecho que soy fuerte, que no necesito a nadie? ¿Por qué nadie viene a protegerme?

Llorar es de nenazas. Sé que si pido ayuda, no lo entenderían. Si yo soy fuerte, no necesito ayuda de nadie. Sería casi insultarme. Pero estoy cansado de ser fuerte. No quiero seguir siendo fuerte. Quiero que me protejan, que me cuiden. Necesito que alguien vele por mi. Quiero sentir unos brazos rodeándome y diciendome que todo estará bien, que no me preocupe. Que alguien se hizo cargo del problema. Que sólo tengo que esperar y todo estará solucionado.

Pero no hay unos brazos esperándome. Sólo me esperan estas miradas interrogantes, esperando que tome una decisión. No quiero ser fuerte, ya no soy fuerte, pero tengo que aparentarlo. Porque ellos no pueden ser fuertes. Me necesitan. Y no puedo abandonarles. No puedo abandonarme. Tengo que seguir siendo fuerte. Aunque ya no lo sea.

4 comentarios sobre “A veces me canso de ser fuerte”

  1. Me encanto tu post y me senti,100 por 100 identificada.
    Creo que lo que debes hacer es vivir la vida por tí y no por los demas,al principio será duro pero lo lograrás y no te preocupes por los demás pensando que los defraudastes o te equivocaste;vive tu vida y sé feliz, valoráte y subete el autoestima.Cada persona es la dueña de su felicidad.
    Quiereté a ti mismo ya que cuando tu te ames a ti mismo llegará esa persona que te ame.
    Esta bien querer amar a alguien,pero no es bueno necesitar a alguien, no es cuestion de ser fuerte, valoraté a ti mismo quierete y regalaté la felicidad que te mereces.

  2. patético, si aparentas ser fuerte, eso sólo t sirve a ti. Y los consejos q des serán de un miedoso y egoísta q no ve más alla y q no puede ver q hay gente q está esperando q les des la oportunidad d devolverte lo q haz hecho x ellos…

    Se ve q subestimas a la gente y te sobrestimas a tí, cuando eres igual o peor q el resto, no puedes o no kieres aceptar q eres igual a ellos.
    El miedo hace q t alejes d los q t kieren y pones muros y no dejas q vean lo q en realidad sientes. Ellos son mas valientes q tu, xq saben cuando pedir y aceptar tu ayuda y tu nó, eres un cobarde. Si no aceptas tu realidad, jamás podrás cambiarla. Créeme!

    Llorar es d “nenazas” y aun así lo haces x dentro y con tus frases, eres un patético q pide ayuda a gritos, pero no d la forma correcta, ni a las personas adecuadas. PIENSALO y Cuidate!

    PD:Como quieres q la gente confíe en ti y acepte tus consejos si tu no confías en ellos, a la final ellos t haran creer q aceptan tus consejos, pero no será así xq tampoco sentirán confianza hacia ti y te veran como t sientes, no cpmo t muestras.. Espero Q T des cuenta q es hora d Mejorar!

  3. He llegado aqui poniendo en google “estoy cansado de ser fuerte” y la verdad me siento identificado con lo que escribes, pero entre tanto pensar a veces creo que en el fondo queremos ser especiales, hacemos lo que hacemos porque no queremos ser comunes, y luego de tantas idas y vueltas te das cuenta que sos común, que sos normal, que queres llorar como todos, que necesitas quien te mimen en la noche. Creo que deberíamos entender que ser común tiene su belleza propia, yo en lo personal he pasado mi vida escondiendo mi debilidad, y la verdad que a veces es necesario ser vulnerable, le da sentido a muchas cosas. No esta mal que pienses como estas pensando, simplemente hay que dejar el mal habito, y es solo una decisión de 1 segundo, no necesitas mas. No estoy diciendo con esto que seas un completo egoísta, pero hay gente que necesita hacer las cosas por si misma, sin ir mas lejos seguro que haz ayudado a mucha gente que luego fueron incapaces de ayudarse a si mismo, y la moraleja es que des una mano pero no metas el cuerpo entero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *