Mentiras piadosas

-Cierra los ojos, tranquilo, pronto pasará. Respira, siente la calma. No te resistas porque eso sólo alargará la agonía. ¿Te acuerdas de todo lo que has vivido? ¿Lo feliz que has sido? Pues eso ha sido sólo un prólogo de lo que te espera ahora. A partir de ahora ya no habrá más dolor, sólo alegría y felicidad. La verdadera vida empieza ahora.

Con una mano  temblorosa acaricia la mejilla fría y seca las lágrimas. Una sonrisa leve se aparece en su cara y le sigue susurrando.

-Esto es sólo el camino, lo verdaderamente importante viene detrás. Relájate, esto es sólo un sueño, un sueño que pronto terminará y despertarás, despertarás en tu verdadera vida…

Besa el cuerpo ya sin vida y cierra los ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *